CORONAVIRUS 2020

Historia de una pausa

La pausa

A mediados de marzo una nueva realidad se nos echó encima, de forma repentina, con la exigencia de pararlo todo y obligarnos a tomar medidas que jamás hubiéramos imaginado.
Desde ese momento y con el hotel cerrado para nuestros clientes, nos pusimos a trabajar intensamente para garantizar el más rápido regreso pero, sobre todo, el más responsable, sensato y eficiente.
En este tiempo tuvimos muy claro que nuestro trabajo debía apoyarse en el compromiso con tres ejes fundamentales

Compromiso con el entorno

Una pandemia mundial te explica muchas cosas. Te cuenta que todos somos protagonistas y que sólo con generosidad y mirando alrededor se puede salir adelante. Por responsabilidad cerramos en el primer momento, llevamos toda el stock de nuestras cocinas a Caritas y pusimos nuestras infraestructuras a disposición de las administraciones para ser usadas como hotel mediatizado. También, por compromiso con nuestro entorno, cada tarde, desde el comienzo del confinamiento hemos generado un diálogo con nuestros vecinos, un momento de entretenimiento, de música, de felicitaciones. En definitiva un rato compartido.

Compromiso con nuestros clientes

Les hemos tenido siempre muy presentes. Les hemos informado y atendido. No hemos dejado de pensar en ellos en ningún momento, preocupándonos por todos los detalles en estos días y, por supuesto, preocupándonos por ellos para los días que vendrán. Decisiones, protocolos, mejoras o ampliaciones. Una batería de medidas que permitan que el reencuentro no sea simplemente posible, sino también mejor.

Compromiso con nuestro equipo

El equipo de Gran Hotel Don Manuel es sagrado. Desde el arranque de esta situación nos reunimos y dejamos muy claro que todos iríamos juntos en esta aventura. Hemos cuidado que ninguno se viera perjudicado, hemos hablado, nos hemos formado, hemos aportado, hemos contribuido y hemos compartido. Somos ahora mejor equipo incluso que hace dos meses y todos estamos absolutamente preparados y comprometidos con un nuevo momento del hotel que convertiremos en un mejor momento.

Volvemos

Muy prontito abrimos de nuevo las puertas. Por el camino hemos aprendido muchas cosas, pero lo mejor es que algunas son  realmente importantes. Jamás perdimos la ilusión. Volvemos motivados, respetuosos pero alegres, confiados y cautos al mismo tiempo. Hemos dado lo mejor de cada uno de nosotros y ahora estamos en disposición de recibiros. Estamos deseando volver a veros.